Importancia de una buena hidratación

Publicado el


Con la llegada del mes de julio empezamos ya a notar cómo se alargan los días, las horas de sol y también el calor. En esta época y durante todo el verano es especialmente importante promover una ingesta adecuada de líquidos para mantener una correcta hidratación.
Ésta es una recomendación relevante sobre todo en personas con diabetes, ya que la falta de insulina o su ineficacia provoca que los niveles de azúcar en sangre se encuentren más elevados de lo normal. En esta situación, el cuerpo intenta compensar el exceso de azúcar (hiperglucemia) eliminándolo por la orina, con la correspondiente pérdida de líquidos que supone. Por ello, para este colectivo se recomienda el consumo de 2-2,5 L de agua / día, que puede verse aumentado en caso de descompensación.
¿Cómo promover una buena hidratación? Atentos a las siguientes recomendaciones:

 

  • Prioriza el agua como bebida de primera opción.
  • Ayúdate de otras alternativas como infusiones (frías o calientes según apetencia) o bebidas aromatizadas. Por ejemplo, una jarra con agua, hielo, unas rodajas de cítricos, unas hojas de menta y unos trocitos de jengibre.
  • Prioriza el consumo de verduras y frutas en tu alimentación. Son dos grupos de alimentos mayoritariamente compuesto por agua, de manera que también ayudan a la hidratación. En el caso de las frutas, se aconseja que su consumo sea en formato de pieza entera o cortada y, especialmente en diabetes, controlando las raciones de hidratos de carbono.
  • Puedes ayudarte de preparaciones líquidas como gazpachos u otras sopas frías de vegetales, caldos vegetales o zumos de tomate. Nos aportarán una dosis extra de vitaminas y minerales. La mejor opción es prepararlas en casa, aunque actualmente, hay opciones comerciales de buena calidad nutricional. Lee la etiqueta detenidamente para detectar qué producto tiene los ingredientes necesarios (sin largas listas), un porcentaje más alto de verduras y sin azúcares añadidos y por lo tanto menos hidratos de carbono por ración.
  • Mantén a la vista jarras, cantimploras, tazas o botellas con algunas de las opciones descritas. Al estar dentro de tu campo visual propiciarás su consumo.
  • Fíjate en el color de tu orina, cuánto más transparente significa que más bien hidratado estás. Por lo contrario, a más color, mayor de deshidratación.
  • Limita el consumo de bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas. Éstas son solo de consumo esporádico u ocasional. Si quieres cuantificar su cantidad de hidratos de carbono en esos momento especiales, consulta el siguiente mantel.

 

Por último, este mes os dejamos una receta ideal de ejemplo para una buena hidratación, una rica sopa de tomate que podréis también encontrar dentro del recetario de verduras.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *