Recomendaciones durante el confinamiento

Publicado el


En un día normal, sin darnos cuenta, solemos realizar una serie de tareas muy bien establecidas: levantarnos temprano, ducharnos, vestirnos, desayunar, ir a trabajar, almorzar, ir al gimnasio, al centro cívico… la mayor parte de todas ellas se ha visto afectada e interrumpida ¿Y ahora qué hacemos?

Estos días las circunstancias nos limitan a todos, pero no deben impedirnos seguir con unos hábitos saludables. Intentaremos contribuir a ello en este post, con algún consejo práctico especialmente para personas con diabetes tipo 2.

Especialmente para aquellas personas con diabetes, es importante crear una rutina para afrontar con actitud positiva y proactiva el confinamiento. Esto nos ayudará a regular nuestro reloj biológico, además de tener un buen control de los niveles de glucemia (glucosa en sangre).

Aquí nuestros consejos:

  1. Mantén la rutina habitual de comidas, en horarios regulares según tus pautas o tomas de hidratos de carbono establecidas, evitando el picoteo. Para que tus comidas sean equilibradas, ayúdate del método del plato o consulta nuestros manteles para cuantificar de forma visual la cantidad de hidratos de carbono que contienen los alimentos.
  2. Recuerda moverte. Haciendo pausas activas, estiramientos y ejercicios aeróbicos y de fuerza muscular. Eso sí, adaptándolos a tus posibilidades. Consulta nuestro aparado de ejercicio físico, donde encontrarás vídeos ejemplo de ejercicios fáciles de hacer en casa.
  3. Respeta las normas de higiene. Lavándote las manos de forma frecuente, si toses o estornudas, hazlo siempre en el brazo, y en la cocina, limpia frecuentemente la zona de manipulación y preparación de las comidas.
  4. Procura un descanso de calidad. Durmiendo también en horarios regulares e intentando crear ambientes relajados sin pantallas y con luz tenue momentos antes de irte a dormir.
  5. Procura que te toque un poco el sol, ya sea des de la ventana o el balcón o terraza de casa. La exposición de cara, piernas y brazos durante 10 minutos 2 o 3 veces por semana es suficiente para obtener la vitamina D que nuestro cuerpo necesita.
  6. Equilibra el teletrabajo con el ocio. Si es el caso, establece unos momentos para cada cosa, aprovechando los momentos de ocio para leer ese libro o ver esa película o serie que nunca tuviste tiempo, para organizar mejor tu armario, dibujar…
  7. Aprovecha para involucrarte más en la cocina. Es una buena oportunidad para trabajar la gestión que conlleva la alimentación cotidiana. Comenzando, por supuesto, por una buena planificación de los menús semanales, teniendo en cuenta las pautas de hidratos de carbono individualizadas, para luego escribir la lista de la compra y tenerla lista para cuando te sea necesario ir a comprar (cuantas menos veces mejor). Inspírate consultando nuestros recetarios de frutas, de verduras, de platos completos… con todas las recetas calculadas nutricionalmente para que puedas controlar perfectamente las cantidades de hidratos de carbono. ¡Cógele el gusto a cocinar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *